miércoles, 15 de diciembre de 2010

9 años de magia... que ya se acaban

Hace unos días tuve la oportunidad de ¡por fin! ir a ver Harry Potter y las reliquias de la muerte. Hacía días que quería ir a verla. Me moría de la intriga... Es que, claro, para una persona como yo que creció leyendo a Harry y sus amigos, es entendible.
Recibí como regalo de Reyes Magos el primer libro de Harry Potter (Harry Potter y la piedra filosofal), cuando estaba a punto de cumplir 9 años (en el año 2001). Me acuerdo que me levanté temprano esa mañana sólo para chusmear qué regalos me habían dejado los falsos reyes.
Y entre otras cosas, encontré el libro. Enseguida subí y me puse a leer, pero el sueño me ganó y me quedé dormida. En esa época no leía otras cosas que no fueran fábulas (mi mamá tenía una enciclopedia de varios tomos que me llevó días leerla) o los cuentos clásicos (Caperucita, La Bella y la Bestia, La Sirenita, Pinocho...)... y los leía una y otra vez, hasta el cansancio. También por esa época se me dio empezar a leer los cuentos de terror que mi hermano Marcos coleccionaba. Recuerdo que los compraba por semana, cuando al fin con los vueltos de la semana conseguía reunir el dinero.
Pero nunca había leído un libro taaan largo (sí, así de pequeño era mi mundo a los 9 años) como Harry Potter. Y menos un libro que pertenecía a una saga de un total
de 7.
Se me cruzó por la cabeza que iba a estar un montón de tiempo en leerlos a todos. Pero no fue así. La magia de Harry Potter me interesó desde el principio, quería saber más de lo que estaba escrito.
Y cometí un GRAN error. Fui a ver la película recién estrenada en el cine antes de terminar de leer el p
rimer libro. Fue realmente aburrida para mí. Me dormí en mitad de la función. Era extremadamente larga... y sin embargo el libro no lo parecía. Después cuando continué la lectura del libro, no podía imaginarme otras caras en los personajes que las de Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson como Harry, Ron y Hermione.
Cuando terminé de leer el primer tomo, me sumergí en el mundo de El Señor de los Anillos. Tardé bastante en leer los tres libros (que después leí nuevamente porque había escenas que realmente no las recordaba). Cuando acabé con la Tierra Media de Tolkien, llegó a mis manos el segundo libro de Potter: Harry Potter y la cámara secreta. Después de leerlo, vi la película. Yo tenía 11 años por ese entonces, y me divertía con mi mejor amiga actuando algunas escenas de la primer película (que me habían regalado la Navidad pasada).
Nuestra favorita era cuando Harry conocía a Ron y luego a Hermione (ah! y siempre tuvimos una duda... no es que los menores no pueden hacer magia fuera de Hogwarts? En esta escena, Ron intenta cambiar de color a su rata, y Hermione repara los anteojos de Harry... extraño, no?).
En 2004 (dos años después de la 2da película) se estrenó Harry Potter y el prisionero de Azcaban (la tercer entrega de la saga). Ese año comencé el secundario y tenía otras cosas en la cabeza.. por lo que no recuerdo si fui al cine a verla o no. Lo único que sé es que me obsequiaron el DVD de esa película para mi próximo cumpleaños.
El cáliz de fuego se estrenó en el 2005. Y creo que a ésta si fui a verla al cine. Pero por ese entonces yo ya no estaba tan interesada en Harry Potter como antes. Ese mismo año salió el libro "Harry Potter y la Orden del Fénix", el cual estaba tan mal hecho que a los dos días de estar leyéndolo, se le salieron todas las hojas. Esa creo que fue mi última conexión con Harry Potter.
Desde luego que vi las películas 5 y 6, pero sólo unas semanas antes de ir a ver la 7. Hacía 5 años que no leía nada sobre el mago, y algunas cosas ya las había olvidado por completo. Por eso estaba tan intrigada por ir a ver la última parte de la saga, era como terminar de desvelar un misterio que tenía en mi cabeza desde hacía 9 años! Alguien como yo que haya crecido leyendo y esperando las películas y nuevos libros de Harry Potter, creo que puede entenderlo.
Ahora, hay muchas cosas para criticar sin dejar pasar nada por alto. Yo esperaba MÁS. Simplemente MÁS. No del argumento, desde luego, sino desde la película. Al salir de la sala del cine, me pareció brillante! Quería seguir viéndola. Pero al mismo tiempo... ¡algo le faltaba! Era como todo muy monótono, muy... no sé, predecible en cierta forma.. y eso que no leí el libro. Era como todo lo mismo: los amigos se escondían y enseguida los encontraban, se escondían y los encontraban, se peleaban y se perdonaban, discutían y discutiendo descubrían nuevos misterios... era como... no sé, algo le faltó.
Más MAGIA. Creo que todos aquellos elementos que hemos visto durantes las últimas 6 películas, como Hogwarts, Hogsmeade, las mascotas de Ron y Hermione, e inclusive personajes como el de Neville Longbotton, Luna Lovegood, Ginny Weasley (quien es "novia" de Harry), Fred y George Weasley, la profesora McGonagall, Severus Snape, Draco Malfoy y hasta diría Voldemort, aparecen en contadas escenas.La primer escena de la película promete muchísimo, y de repente... es como si se fuera desinflando de a poco. De todas formas, pienso que la segunda parte recompensará esto, ¿o no?
Lo cierto y lo que importa es que la película engancha en sus 2 horas y media de duración, y pasan más o menos rápidas.
Y nos encontramos ante la primer película no infantil de la saga, en la que los personajes enfrentan su destino con madurez y valentía. No obstante, la película carece de ciertos momentos de ritmo narrativo (ciertos personajes desaparecen sin demasiada explicación y otros aparecen de la misma forma), y parece que la película en ciertos momentosno avance.
En cuanto a las actuaciones discrepo con algunos... Creo que tanto Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson han crecido muchísimo desde la primer entrega de la saga. Pienso que sería imposible imaginarse a otros Harry, Ron y Hermione luego de haber visto a ellos como sus personificaciones. Rupert Grint está excelente, igual que Emma Watson, no tanto Daniel Radcliffe, quien opino no ha sabido dar profundidad y suficiente tensión a su personaje. Los actores que encarnan a Voldemort (Ralph Fiennes), Bellatrix (Helena Bonham Carter, Umbridge (Imelda Staunton) y Snape (Alan Rickman) roban cada toma en la que aparecen. Sus actuaciones son impresionantes.
Fanáticos, no pueden perderse Harry Potter. Para los que no somos tan fanáticos como antes, vale la pena ir a ver el final del niño mago. Y para los no fanáticos (que dudo que entiendan algunas situaciones si no han visto las películas anteriores, ya que ese también es un error del film al no hacer como un "epílogo" con lo sucedido en la película anterior), también vayan a verla que van a pasar un buen rato.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Soñar no cuesta nada!


"El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños".

jueves, 25 de noviembre de 2010

Sweet day

No hay nada mejor que irse a dormir con la conciencia de que el día que pasó no fue en vano... que hicimos todo lo que teníamos a nuestro alcance.



viernes, 12 de noviembre de 2010

Bon appétit!

El otro día se me ocurrió cocinar lomitos para mí, mi novio y el resto de mi familia... Para qué! Quién me manda! Lo que comenzó como una divertida aventura culinaria terminó como la peor de las noches. Nunca les pasó tener personas a su alrededor que hacen lo que no deben y después te echan la culpa a vos?? Es de lo peor. Y yo no soporto eso, simplemente... exploto!!

La carne se puso dura porque mi novio la puso a cocinar antes que cortar el tomate, lavar la lechuga y preparar la sartén para hacer los huevos. Paso que se hizo antes de tiempo, y no había nada preparado, ni siquiera la mesa. Lo peor es que ni siquiera le había puesto sal a la carne. Y después la culpable de que la carne haya quedado dura fue mía! Me tuve que comer las cargadas de todos en la mesa.. como por ejemplo, "..uy, casi me parto un diente" o cosas por el estilo.

¿Por qué será que existen esos malditos días en que a uno le molesta absolutamente todo? Deberían prohibirse! Es que, uno lo intenta pero... llega un momento en que necesita explotar! Y para hacerme explotar a mi, por lo menos, no se necesita de mucho. Todos tenemos esos días en que queremos escondernos... o irnos a la mierda, literalmente. Todos tenemos esos días en que las personas que nos rodean nos resultan pobres idiotas (sí, no se hagan los santos, a veces uno piensa así). O esos días en que uno está deprimido... o "esos días" que sólo las mujeres sabemos lo que es soportarlos. También existen los días filosóficos (el mundo es un pañuelo, y nosotros somos los mocos...), los días de recordar (cuando salía con Fulanito... cuando estaba de novia con Menganito... realmente no me acuerdo que hice anoche... me acuerdo que me caí y me golpeé...), los días románticos (no puedo dejar de pensar en él... te extraño...), los días en que deseamos (que sea viernes, que sea viernes, que sea viernes...), los días optimistas (hoy, estoy linda...), los días pesimistas (soy gorda y fea...)... en fin, la vida está cargada de días especiales, pero por algún motivo está ese día que nos arruina el calendario, e
se maldito día en que no pegamos ni una. ¿Y qué hacer en esos momentos? Es difícil, pero sólo una cosa puede funcionar: sonreír, y seguir adelante. Enojarse no ayuda para nada. Como decía mi abuela, es doble trabajo: enojarse y desenojarse. Irse a dormir para despertar al otro día... mmm... puede ayudar, pero no no, esa no es la solución. Pedir a todos que te dejen sola... depende el ánimo, si yo estoy en esos días en que me molesta hasta el más mínimo sonido, es una buena idea hasta relajarme, pero tampoco bueno. Aprendí que hasta en el peor de los casos lo mejor es dar la cara al día pedorro que nos haya tocado vivir (porque, como dicen, si la vida te da la espalda, tocale el culo!).

La vida es una sola y mejor y más linda es, si sabemos disfrutarla.
Con el tiempo uno se da cuenta que no existe la receta perfecta para la comida perfecta... que no interesa si los bifes se quemaron y nada salió como uno lo pensó... que nunca se tiene todo preparado y a tiempo para sortear obstáculos y no cometer errores...
Se nos dan miles de oportunidades todo el tiempo.
Nosotros somos los chefs de nuestra vida. Mezclamos los ingredientes a nuestro gusto y tenemos la posibilidad de agregar condimentos si lo deseamos. Al final, el sabor de lo que hayamos conseguido será lo que perdurará como un recuerdo en este mundo. Si hicimos las cosas bien, el plato del chef será inolvidable; y si no las hicimos tan bien, también será recordado, pero nadie querrá probar de nuestro plato nuevamente. Nadie puede darnos la receta perfecta... creo que nadie la tiene todavía, pero podemos intentar encontrarla, para que cuando nuestro plato sea servido otros quieran imitarlo. Lo mejor es despedirse con un alegre: Bon appétit! Y ojalá no descubran el secreto... ojalá creen el suyo.

"El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan... demasiado rápido para aquellos que temen... demasiado largo para aquellos que sufren... demasiado corto para aquellos que celebran... pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno". (Henry Van Dyke)

sábado, 6 de noviembre de 2010

Te amo, más de lo que crees

No sé que hago esperándote. Cada vez que te pienso me pongo mal, me pierdo en tristes pensamientos y no encuentro lugar hacia donde salir. Estoy cansada de encontrarme con vos, mirarte, abrazarte, y no poder decirte todo lo que siento, todo lo que soy capaz de hacer por tu amor, todo lo que te amo, que sin vos me muero, que necesito de vos para estar bien, para ser feliz. Nunca en mi vida había amado tanto a alguien. Desde el día en que te conocí, supe que eras especial, que harías un cambio importante en mi vida. No entiendo qué es, pero algo tiene tu mirada, algo que me llama, que me atrae hacia vos, que me enamora, que cada vez que te miro hace que te ame cada día un poco más que el anterior.


En un primer momento deseé quedarme a tu lado para siempre. Ahí me sentía cómoda, segura. La vida era hermosa, el mundo sonreía. Contaba los segundos, minutos, horas, días que faltaban para verte, mientras no dejaba de pensarte un segundo. Me ilusioné como una tonta, ¿qué esperaba? La verdad era que soñaba con el día en que vinieras a decirme que me querías tanto o más que yo a vos. Pero ese día nunca existió. Mi corazón estaba herido. Me había cansado de estar atrás tuyo, y por eso dejé de hablarte. Te extrañaba todos los días, no lo soportaba. No soportaba tenerte cerca, pero tampoco podía tenerte lejos. No tenés la menor idea, y ni sé si te importará saber, que en ese tiempo que no nos vimos, que no nos hablamos, que no supimos nada uno del otro, que cada uno hizo su vida como si el otro no existiera, en ese tiempo nunca me olvidé de vos. Vivías en mi corazón las 24 horas del día. Esperaba el momento en que nos volviéramos a acercar, porque ya no aguantaba no saber nada de vos. Ya no me acordaba de tu cara, de esa mirada que me había atrapado, de tu sonrisa. Mi cabeza quería sacarte de mi vida, quería borrarte. Pero no pudo antes, y menos va a poder ahora, porque no estás en mi cabeza, sino en mi corazón, y de ahí no voy a borrarte nunca.


Ahora que estás cerca de mí, no quiero perderte de nuevo. Ya te dejé ir una vez, y creo que otra vez no podría soportarlo. No me importa que no me ames como yo te amo, sólo me importa tenerte a mi lado y ver que sos feliz. Decime una cosa… ¿a quién amas? Sólo necesito saberlo.


Miles de veces he tratado de olvidarte. Pero es algo mucho más fuerte que yo. Y ahora sé que no tengo por qué olvidarte. Tu recuerdo va a vivir por siempre dentro de mí, haga lo que haga, siempre vas a estar conmigo. El camino que elijas para tu vida va a ser el correcto, el mejor de todos. Sólo quiero verte feliz. Quiero saludarte el día de mañana, darte un abrazo, y saber que sos feliz, que estás bien. Quiero que elijas para tu vida a alguien que te ame y a quien ames. Quiero que siempre hagas lo que te gusta, eso por lo que sentís pasión. Quiero que no dejes de intentar cumplir tus sueños, que no te des por vencido ante un problema, que seas fiel a tus sentimientos y justo. Quiero que sepas que contás con una amiga a tu lado que va a estar con vos en todas, que pase lo que pase no se va a mover de ahí, porque te ama y lo único que quiere es saber que estás bien. Enamorate de la vida, de la alegría, de la familia. Casate con quien creas que sea tu alma gemela, esa persona con la que quieras compartir el resto de tu vida porque sabes que te vas a divertir, que vas a ser libre y feliz, que nada te va a faltar si estás con esa persona, que te ama. Elegí bien. No quiero verte sufrir.


Mi corazón yo pensaba regalarte. Y no sé que hago esperándote. ¿Valdrá la pena? Me gustaría saber que es lo que pensás. Sé que suena tonto e inocente, pero hay algo que me dice que es verdad… que algún día nos vamos a encontrar, si no es en esta vida, será en otra, pero que cuando te tenga conmigo, no voy a dejarte escapar.

Llegará el día en que te cuente todo, cuando esté lista. Ahora tengo miedo. Miedo de abrir la boca, soltar todo de repente y asustarte. Miedo a que me rechaces. Y no soy lo suficientemente fuerte como para soportar eso. Rompería en llanto, y ni el agua de todos los océanos se compararía con las gotas de mi lamento. Si te lo digo ahora, quizás no te vea más, y si eso pasa entonces no voy a poder ver que sos feliz, que estás bien, que estás de novio con alguien que amas, que trabajás de lo que querés… no voy a poder estar con vos en todos esos momentos importantes de tu vida, y no quiero que eso pase. Quiero quedarme a tu lado así sea que tenga que ser tu amiga para el resto de mi vida. No me importa, sólo quiero sentirte cerca de mí. Sentir tu risa, tu voz, tu perfume. Te juró que nunca fue mi intención amarte tanto. Simplemente pasó. Fue obra del destino, no creo en los accidentes.


Sé que estoy confundiendo las cosas, que quizás nunca me mires con otros ojos, que quizás nunca sepas, te des cuenta o pueda decirte todo lo que significás para mí, que quizás algún día dejemos de vernos y te olvides de mí, que encuentres a alguien que te enamore y te haga perder en el tiempo… no importa que todas esas cosas pasen, porque sé que después de todo, incluso después del final, sé que voy a seguir amándote. Sé que es difícil de creer, que dicen que los amores se olvidan con el tiempo. Pero no. Yo sé que no te voy a olvidar nunca, porque nuestra historia es una historia sin fin, y mi amor por vos es tan grande que no puedo expresarlo en palabras, sino sentirlo. Y cuando esté en el cielo y me pregunten que fue lo mejor de mi vida, voy a decirles a los ángeles que fuiste vos, y si pudiera volver a vivir para revivir un momento, sería el día en el que te conocí.


Ani Di Mattia



Te amo, más de lo que crees

Miércoles 18 de marzo de 2009

Corazón rojo

viernes, 5 de noviembre de 2010

El tiempo pasó...

15 de junio de 2008
El pozo

Me siento triste. Siento que caí en un pozo profundo, oscuro, húmedo, lleno de peste e inmundicia, con olor amargo y viejo, del cual no puedo salir. Estoy muy abajo y apenas veo luz allá afuera. Siento voces, ruidos, risas, y quiero salir, pero no puedo. Necesito que alguien me extienda una mano.

Perdí la seguridad y la confianza en mi misma. Perdí la voz, esa voz que me hacía pelear por lo que creía correcto y me hacía sentir bien porque me expresaba con ella y gritaba, y cantaba... y ahora no sé adonde se fue, no la encuentro por ningún lado. Se escondió asustada por un rato, y la tironeo poco a poco para que regrese a mi, su dueña.

No hay peor herida que la de un amor. Uno se siente desvanecer, caer... y más aún cuando ese amor nos abandona por otro que cree mejor. Estoy en un pozo, cubierta de lodo y rodeada de charcos. Arriba está el camino que me espera. En ese camino hay piedras, muchas piedras, y está rodeado de rosales, que tienen bellas rosas rojas, blancas, amarillas, infinitos colores, pero también tienen espinas, que cuando nos pinchamos con ellas, duele terriblemente. Y reptan por el suelo temibles serpientes disfrazadas de hadas, que solo buscan hacer daño, mordernos, envenenarnos con sus palabras e intoxicar nuestra alma. Tengo que superar ese trayecto, lleno de avaricias y desilusiones, de engaños y traiciones, trampas y amargura, para poder llegar al camino del encanto, en donde el sol brilla con todo su esplendor, y nuestra voz canta, ríe, grita y se expresa como debe ser, quiero llegar ahí para dar un paso al costado y no pincharme con espinas, para acariciar flores, respirar aire puro... para ayudar a otras personas a salir del pozo en el que estoy yo ahora.

17 de julio de 2008
Te amaba

¡Eras el amor de mi vida! ¡Estaba tan segura
de eso desde la primera vez en que te vi! Ahi fue que comprendi que tu corazón estaba hecho para el mío y alimenté esa ilusión pensando en que algún día todo podría ser posible. Te empecé a amar. Primero como amiga y después como algo más. Ya no te miraba como antes. Mis ojos brillaban cada vez que te aparecías.. o a veces ni siquiera eso hacia falta.. con solo nombrarte, miexpresión se alegraba. Mi mundo comenzó a girar en torno al tuyo. En cada pensamiento y cada acción del día te tenía presente. Ibas adonde yo iba, pensabas lo que yo pensaba, querías lo que yo quería, estabas donde yo estaba, y me hacía tan feliz! Y sin siquiera verte, te mantenía en mi mente y mi corazón porque deesa forma me sentía cerca tuyo. Un día decidiste fijarte en mi amiga. Le brindaste tus ojos a ella, que no te veía más que como uno más del montón. Comenzaste a buscarla y me dejaste a un lado, como si nunca hubiese sido alguna vez tu amiga. Por otra parte, aquella persona que creía mi amiga me dijo que no pensaba hablarte. Suspiré tranquila. Por lo menos ella no me lastimaría. Aunque tú ya habías provocado la herida. Supe entonces que jamás te tendría. Incluso me lo dijiste: "Te aprecio mucho como amiga", pero tus mensajes y tus palabras que antes frecuentabas, dejaron de existir. Mi amiga se alejó de ti y eligió un amor diferente, pero yo... no puedo olvidarte. Por más que trato, no puedo sacarte de mi mente. Te extraño a pesar de todo y lamento no haberte dicho lo que sentía alguna vez.Tengo miedo de encontrarte, de hablarte, de verte, miedo a sentir que todavía te amocomo te amaba antes de todo. Porque sé que te amo y que nunca te dejaré de amar. No soy perfecta, lo sé. Pero hice todo lo que pude y todo lo que estaba en mis manos para estar cerca de ti. Recuerdo con exactitud cada número de tu teléfono y me duele el no poder llamarte. Amaba escuchar tu voz al otro lado, asi sea que hablaramos dos segundos. Me encantaba escuchar el ringtone del celular anunciando la llegada de un nuevo mensaje.. y saltaba de alegría al comprobar que la firma tenía tu nombre. Ahora ya no pasa nada de eso. Todo cambió y es diferente. Hace tiempo que no hablamos, que no discutimos por un tema, que no organizamos salidas ni actividades para el tiempo libre, ya ni siquiera nos buscamos para saber como está el otro. Te digo la verdad: te extraño, y me cuesta trabaja reanudar mi vida sin ti en mis pensamientos. Tenía muchas ilusiones con vos. Ya casi no te nombromás. No es porque te haya olvidado, sino porque el nombrarte me hace daño. Y enseguida lloro. Salgo con otros, me divierto, pero solo para distraerme. La sola presencia de otro hombre me es indiferente. Te soy fiel. Te amaré por siempre aunque jamás te lo diga. Sigo esperándote, así sea que nunca regreses. Sólo pienso en ti. Nunca voy a olvidarte. Pero puedo asegurarte que no dejaré pasar mi via detrás de la tuya. Te recordaré y te amaré como el primer amor de mi vida.. aquel que en lugar de regalarme rosas, clavó espinas en mi corazón, que espero algún día poder sacarlas de allí.

25 de agosto de 2008

Adiós amor


Aún eres mi razón por la cual luchar, vuelve tu recuerdo a mi y siento la necesidad de abrazarte. Mientras tu disfrutas, yo muero al saber que te perdí y desespero por verte, sentirte y exclamarte de mil modos que te extraño. Ni te imaginas las lágrimas que caen por mi rostro, ni las ganas que tengo de decirte que aún te amo. Si,sigo enamorada, pero no de ti, sino de quien me demostraste ser desde un principio, de ese que nunca existió. Pero gracias, gracias por hacerme feliz durante ese tiempo en el q mi vida transcurría a tu lado.

Me despido de ti. Ya no puedo soportarlo... verte en brazos de otras, ¡tan distante de mi! Te quise como nunca quise a nadie. Eras el amor de mi vida, así lo sentía. Sonreía al pensarte, lloraba al darme cuenta de que te extrañaba. Pero tú nunca me quisiste como algo más... ¡soñé tantas veces el día en que me llamarás amor! Hice de todo para no amarte, pero no pude resistirme. Ahora soy tu amiga, por siempre lo seré así sea que no lo quiera y lo termine de aceptar. Aquí me despido de ti. Lamento no haber sido lo mejor para vos, pero quiero que sepas que siempre te voy a amar y que nunca te voy a olvidar. Pasarán los años, pero mi amor por ti no cambiará nunca jamás. Te amo y siempre te voy a amar. Adiós amor...


27 de agosto de 2008
Situación indefinida

En esta etapa de mi vida... estoy mas que confundida. Me encuentro entre dos amores. Situación indefinida. Siento que a los dos los quiero con la misma intensidad. A uno lo quiero hace tiempo, al otro lo empiezo a amar. Uno es bueno y me quiere de verdad, el otro no sé si me quiere o solo quiere mi amistad. ¿Qué hacer? ¿Qué decir? ¿Qué sentir? ¿Qué es lo correcto? ¿Qué camino deberé tomar? Siento que nadie puede ayudarme. Mi corazón está aturdido, mi cabeza mareada de tanto pensar. Mis ojos ya no saben a quien mirar y mis labios a quien besar. Estoy sola y no sé que hacer. Caí en el pozo de la desesperación. Estoy abriendo heridas no sólo en mi, sino también en el que me ama y mis lágrimas de desconsuelo por mi indecisión no lograrán convencerlo de cuanto lo aprecio yo y de lo muy confundida que me encuentro. Necesito aire. Ya no puedo seguir así. Pensé que yo también lo amaba, y así lo siento... pero el recuerdo de aquel que amé y no me amó sigue latiendo en mí. No soporto verlo, pero tampoco soporto tenerlo lejos. Todavía lo sigo extrañando y no me interesa que se fije en otras porque como yo lo amo no lo amó nunca nadie. Quiero olvidarlo. Quiero enamorarme de ese que me ama y no sé como. Quiero despertarme mañana y sentir que todo a mi alrededor está bien. Ya no quiero llorar por ese amor no correspondido, quiero sonreirle a aquel que si me ama. Y tengo miedo.Tengo miedo de que aquel que me ama se canse de esperarme, de mi desesperanza, de mi indecisión, de mi situación indefinida...tengo miedo de perderlo y de que me deje de amar. Tengo miedo de empezar a amarlo con todo mi corazón y que aquel que no me amaba antes comience a amarme al verme en brazos de otro. Por eso quiero despegarme del pasado. Tengo que convencerme y sentirlo: él será siempre sólo un amigo y nada más. ¡Qué ilógico es mi amor! ¡Amo a quien no debería! Pero ya no más...quiero sacarte de mi mente, no pensarte más. No me pidas que te saque de mi corazón porque lo destrozarías. Estoy perdida porque mi alma está dividida en dos mitades, sin saber que hacer. Estoy esperando que el pasado me devuelva esa mitad que me robó para poder continuar. Hay alguien que me ama y que por ahora me espera. No quiero lastimarlo más, no quiero descepcionarlo, no quiero hacerlo sufrir, no quiero que llore por mi, no quiero ilusionarlo más. Quiero irme con él, quiero ser feliz, pero con la seguridad de que aquel que amé ya no se encuentra en mi vida. Estoy cansada de soñar e ilusionarme. Lo único que no quiero más es lastimar a aquel que me ama, porque yo también lo amo, pero si estoy con él quiero estar entera..con las dos mitades de mi alma unidas.

28 de agosto de 2008
Perdón

Quiero pedirte perdón. ¡Lo nuestro fue tan repentino! No supe que hacer con ese amor que me dabas... no sabía si seguirte y dejar todo atrás o sentarme a esperar a aquel que amaba. Comenzaste a confundirme. Y mi cabeza, ya de por sí enredada, se convirtió en un torbellino de sentimientos mezclados, y ahí no supe ya que hacer. Lamento haberte decepcionado, lamento mucho no haberte devuelto todo tu amor de la misma forma. Todavía no puedo creer lo que te dije. Te lastimé y no sé que hacer para curarte las heridas. Me siento mal. Sé que pude haber actuado de otra forma y lo siento mucho. Seguramente no creerás en mis palabras e intentarás arrancarme de tu vida. Pero ahora es cuando me doy cuenta de todo. Tengo que hablarte. Ya no quiero verte mal y ya no quiero estar mal yo. No me había dado cuenta de que me había empezado a enamorar de vos hasta hoy día, y quizás por mi culpa tenga que empezar a olvidarte ya. Quizás ya no me ames, pero yo si te amo y lo único que quiero es verte sonreír, porque fuiste quien me hizo sonreír a mi de nuevo. Llegaste en el momento en el que más me hacías falta. Cambiaste mis lágrimas por sonrisas, y mi desesperanza en alegría. Encontré un buen amigo y compañero en tu persona, sin saber que serías el dueño de mis sueños. Muchas veces lo pensé, y ahora lo siento, que al mirarte, hablarte y escucharte, me encontraba con una parte de lo que soy sin saberlo. No hay nada más triste que pasar los días sin tenerte a mi lado. Te recuerdo, y me pierdo en tus palabras. Me pongo a reflexionar si no fue quizás un sueño...¡era todo tan hermoso! Y ahora siento que de eso que fue ya no queda nada. Lamento haberte lastimado como lo hice. No tengo la menor idea de que voy a hacer para recuperar tu amor, pero no voy a dejar que te vayas tan fácilmente. ¡Ya perdí a un amor, no quiero perder otro! Solo una palabra: Perdón. Si estoy segura de lo que quiero... y eso que quiero es estar con vos. Te amo.

24 de noviembre de 2008

Hoy quisiera despertar y abrazarte. Sigo enamorada y nunca te quise perder. Mi alma se ha negado a seguir viviendo así, porque juro que te amo aunque esté lejos de ti.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Memories

¿Qué hacer cuándo todo se viene abajo? Cuando eso que conocíamos ya no existe, cuando las cosas ya han llegado a un extremo impensado y resultan irreversibles... ¿Qué hacer cuando nada resulta? Cuando no nos quieren escuchar, cuando el afecto no sirve de nada, cuando todo lo vivido ya no tiene sentido alguno...

Desconozco a las personas. Dicen que de los amigos se aprende, y que con ellos se cambia, con ellos se aprende, y que no es necesario cambiar de amigos si uno entiende que los amigos cambian con el tiempo, pero... ¿qué es exactamente lo que tengo que hacer? ¿Seguirlos en sus jugarretas e imitarlos? ¿Hacer el papel de mamá y aburrir a todos con mis pensamientos? ¿Dejarlos hacer su vida y yo seguir por otro camino con la mía?

¿Qué pasa cuando un amigo está yendo por el camino equivocado? Es eso lo que está pasando con mis amigas. No entiendo cómo, cuándo, ni siquiera por qué, pero desde hace varios meses ya no son lo que eran antes. Antes, para nosotras una joda era juntarse a comer algo en alguna casa, salir a bailar, hacer amigos nuevos, comerse un pancho con papas en el Buen Pastor y volver a casa tarde, tipo 6, 7 de la mañana... y si salíamos y estaba lloviendo era todavía más divertido. No nos interesaba el alcohol, los cigarrillos, la marihuana... nada de eso nos atraía, no nos parecían cosas divertidas, creíamos repugnante el hecho de encontrarse con una persona borracha, nos asfixiábamos con el humo de los cigarrillos, y la risa era nuestra mejor compañera. Reíamos absolutamente de todo. No teníamos problemas para trabar amistad con cualquiera. Nos divertíamos sanamente. Si no había plata hacíamos una salida gasolera, y si la había también. Eso fue hasta el año pasado. Teníamos 17 años, nada nos había hecho daño todavía. No voy a mentir que debes en cuando comprábamos algún trago en la barra, pero sólo lo hacíamos por diversión. La verdad es que ansiábamos de una vez por todas ir a Bariloche. Ahí descubrimos la verdadera fiesta. Se respiraba fiesta todos los días, a toda hora, en todos los lugares adonde íbamos. Yo creo que ahí comenzó el verdadero cambio de ellas.

Ahora se juntan a hacer las famosas "previas", que en su tiempo dejaron recuerdos sumamente divertidos de aquel viaje a Río Negro; en cualquier casa donde no haya padres presentes, obvio, les daría vergüenza emborracharse enfrente de ellos. Empezaron a salir de joda todos los viernes y sábados, o casi todos. Yo me prendía de vez en cuando. La situación no da para estar gastando en salidas a bailar. Además, la facultad me demandaba tiempo, no podía descuidarla, ahí está mi futuro. La cosa es que el alcohol se convirtió en prioridad para todas ellas. Coronaron al fernet como "el mejor amigo de la primavera". En la bienvenida a un amigo que se había ido de viaje a Nueva Zelanda por ocho meses, se estaban peleando por un vaso de fernet, y cuando se acabó parecían mujeres desesperadas y necesitadas en busca del alcohol. Yo sabía que les gustaba salir, vivir de joda, sabía que estaban descuidando el estudio, sabía cuan importante es para ellas el hecho de salir todos los fines de semana y tener fiestas y más fiestas... pero no sabía hasta ese momento qué papel jugaba el alcohol en sus vidas. Fue ahí que caí en la cuenta de lo mucho que habían cambiado. Ya no se trataba de un juego, no se trata de un juego... se trata de un estilo de vida, de su futuro, de su presente, de que están destruyendo todo aquello que habían construido de a poco... están perdiendo amigos, quizás la confianza de sus padres, están perdiendo todo y ganando... ¿qué están ganando? No veo nada positivo de esta situación. ¿Qué recuerdo tendrán en el futuro de su vida de adolescentes? Si no recuerdan qué hicieron, adonde estuvieron... no recuerdan nada debido al alcohol, debido a las borracheras... ¿acaso no es importante recordar, tener memoria? ¿Qué ejemplo dejaremos a nuestros hijos, a nuestros nietos?
El alcohol mata, el alcohol destruye, y lo peor de todo es que nos borra la memoria, nos borra la razón. ¿Y qué sentido tiene la vida si llego a un punto y descubro que nada tengo, que todo lo destruí por mi culpa? Ya no tenemos 4 años, en los que nuestra mamá y papá nos ayudaban en todo. Ya no tenemos 8 años en los que todavía eramos puros e inocentes. Ya no tenemos 12 años en donde se comienza a sentir el cambio, donde surgen los miedos e inseguridades, y nos refugiamos en la amiga más cercana. Ya no tenemos 15 años en donde surgen los primeros enamoramientos enserio y soñamos con una vida color rosa. Tenemos 18 años, ya no somos niñas... somos jóvenes y tenemos un futuro por delante, toda una vida para disfrutar, ¿qué pasaría si la destruyéramos sólo por un vicio? No sé si callar o si decir algo. Adoro a esas personitas que ahora están equivocadas, pero ¿cómo ayudarlas? Si ni siquiera quieren escuchar, sólo quieren gritar y divertirse eternamente en una fiesta para sordos. Recuerdo que se quejaban mucho de unas compañeras del cole, las cuales salían siempre y se emborrachaban cada vez que podían. Las criticaban a muerte. Y ahora terminan siendo igualitas a ellas. Quiero que tomen conciencia de lo que están haciendo, pero a mi no me hacen caso. Sólo quiero verlas bien, por respeto y amor a aquellas mujeres que conocí una vez, no por estas que conozco ahora. Sé que tienen el alma herida. A veces sus padres no les prestan demasiada atención, o se ven obligadas a sobrecargarse de estudio, y por eso explotan los fines de semana y se sumergen en el alcohol, pero no es el camino, y ellas lo saben. Ojalá me escucharan. Y nada de esto estaría pasando.




EL ALCOHOL

¿De qué manera afecta al cuerpo?
El alcohol es un depresivo. Esto significa que hace más lento el funcionamiento del sistema nervioso central. El alcohol, en realidad, bloquea algunos de los mensajes que intentan llegar al cerebro. Esto altera las percepciones, las emociones, los movimientos, la vista y el oído de una persona.
En cantidades muy pequeñas, el alcohol puede ayudar a que una persona se sienta más relajada o menos ansiosa. Una mayor cantidad de alcohol provoca cambios más grandes en el cerebro y produce una intoxicación. La gente que bebe cantidades excesivas de alcohol suele tambalearse, pierde la coordinación y tiene dificultad al hablar. Es probable que estas personas se sientan confundidas y desorientadas. Dependiendo del individuo, la intoxicación puede hacer que una persona se muestre simpática y conversadora o agresiva y enojada. Los tiempos de reacción se vuelven mucho más lentos; por eso es que se aconseja no conducir cuando uno bebe. Las personas intoxicadas llegan a pensar que se están moviendo correctamente cuando, en realidad, sucede todo lo contrario. Es posible que actúen de una manera completamente diferente de la habitual.
Si se toman grandes cantidades de alcohol en un lapso de tiempo breve, puede haber envenenamiento por alcohol. El envenenamiento por alcohol es exactamente lo que estás pensando: el cuerpo está envenenado o intoxicado con grandes cantidades de alcohol. El primer síntoma del envenenamiento por alcohol son los vómitos violentos, porque el cuerpo intenta deshacerse del alcohol. Otras consecuencias son la soñolencia excesiva, la pérdida de la conciencia, dificultades para respirar, una peligrosa baja del azúcar en sangre, convulsiones o incluso la muerte.

¿Por qué beben los adolescentes?
Durante la adolescencia, es común que se experimente con el alcohol. Algunos de los motivos por los que los adolescentes beben alcohol o prueban las drogas son los siguientes:

- por curiosidad
- para sentirse bien, reducir el estrés y relajarse
- para no sentirse diferentes
- para parecer mayores

Eres tú quien tiene que tomar una decisión respecto de las bebidas. Además de la posibilidad de convertirte en adicto, beber alcohol conlleva algunas desventajas:

* Las personas que beben en forma regular suelen tener problemas en la escuela: la bebida puede afectar la capacidad para estudiar y sacarse buenas notas, además de afectar el desempeño deportivo (por la falta de coordinación).
* La impresión es que la bebida te hace más atractivo, pero los cambios que ocasiona el alcohol en el sistema nervioso pueden llevar a que una persona haga tonterías o cosas vergonzantes, como vomitar o hacerse pis encima. La bebida también produce mal aliento, y a nadie le gusta tener una resaca.
* Los adolescentes que beben alcohol tienen más probabilidades de ser sexualmente activos y de tener relaciones sexuales sin protección y de manera insegura. Si quedas embarazada o contraes una enfermedad de transmisión sexual, tu vida cambiará — o, lo que es peor, llegará a su fin — . Además,
el riesgo de que te lastimes — incluso con lesiones fatales — es más alto si estás bajo la influencia del alcohol. La mitad de todas las muertes por ahogamiento entre varones adolescentes están relacionadas con el uso de alcohol. El consumo de alcohol aumenta considerablemente las posibilidades de que un adolescente termine involucrado en un accidente de tránsito o un homicidio, o de que cometa suicidio.
* Los adolescentes que beben también tienen más probabilidades de engordar o padecer problemas de salud. Un estudio realizado por la Universidad de Washington reveló que las personas que consumían normalmente cinco o más bebidas alcohólicas, una detrás de la otra, desde los 13 años, eran más propensas al sobrepeso o a la hipertensión a la edad de 24 años que aquellas que no bebían alcohol. Las personas que continúan bebiendo mucho alcohol durante la edad adulta corren el riesgo de dañar órganos tales como el hígado, el corazón o el cerebro.


lunes, 18 de octubre de 2010

La vida

No sé que me está pasando. Me siento mal. Siento que no tengo fuerzas para nada. ¿Qué me pasa? Me falta voluntad, me falta un incentivo... algo, alguna señal que me indique por donde ir. ¿Qué espera el mundo de mí? Realmente, ¿vivo como quiero vivir? ¿o vivo como el mundo quiere que vida? Es tan sólo una crisis. Es tan sólo una nube. Es tan sólo una tormenta. Sé que después de la lluvia va a salir el sol. Siempre lo hace. Y hasta es muy probable que también salga el arco iris. ¡Pero cuándo! Lo necesito ahora, esa tibieza, ese calor... necesito un poquito de su energía, de su vida, para reponerme... ¿Pero cuánto tiempo más tengo que esperarlo?

La vida no siempre es bonita. No siempre nos sonríe. Hasta hace poco, tenía la creencia de que la vida era sencilla. ¿Faltaba algo? no importaba, en algún momento lo conseguiría, porque la vida así nos ponía a prueba. ¿Me dolía algo? no importaba, en algún momento dejaría de doler, porque la vida así nos hace ver cuan fuertes podemos ser. ¿Me enojaba con alguien? no importaba, en algún mome nto la vida nos reconciliaría. No me importaba si me ensuciaba con barro, si hacía mal algo, si me olvidaba de algo, si no tenía plata para salir... todo eso se podía remediar. Será por eso que soy tan despistada y colgada con todo el mundo. No me gusta preocuparme demasiado por las cosas. Si no hay plata, se hará una salida gasolera. Si me ensucio con barro, me baño. Si me olvido de algo, lo lamentaré más tarde y de seguro no me lo olvidaré la próxima vez. Si haho mal alguna cosa, aprenderé de mis errores. Pero no es más sencillo decirlo que hacerlo. La vida nos pone a prueba paso a paso a lo largo de nuestro camino. Y quizás esta sea una prueba más. Ya la superaré.

Pero por lo que resta del día, tengo que sonreír más, tratar de no enojarme (porque como me decía mi abuela es doble trabajo: enojarse y desenojarse), y hacer todas las cosas que pueda. Porque si bien la vida no es sencilla, vida hay una sola y nadie prometió que sería fácil y divertida, sólo prometieron que valdría la pena vivirla.


Las mujeres somos como manzanas en los árboles... Las mejores están en la copa del árbol. Los hombres no quieren alcanzar las mejores, porque tienen miedo de caer y herirse. En cambio, toman las manzanas podridas que han caído a tierra y que aunque no son tan buenas, son fáciles de alcanzar. Así que las manzanas que están en la copa del árbol, piensan para si, que algo está mal con ellas, cuando en realidad, "Ellas son grandiosas".

Simplemente tienen que ser pacientes y esperar a que el hombre correcto llegue, aquel que sea lo suficientemente valiente para trepar hasta la cima del árbol por ellas. No nos caigamos para ser alcanzadas, quien nos necesite y quiera hará TODO para alcanzarnos....

La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior. Sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida, y al lado del corazón para ser amada...

Te amo Agus de mi corazón!! Sos el amor de mi vida, y sé que vamos a estar juntos por siempre.