sábado, 27 de marzo de 2010

Aprender a decir adiós

En la vida hay obstáculos difíciles de superar. Se cruzan en nuestro camino impidiendonos caminar, impidiendo que sigamos viaje, y muchas veces nos lastiman, nos hacen daño, nos ponen tristes... ¿qué hacer en esos momentos? No podemos escapar, no hay salida. No podemos saltarlos así como así y continuar... no podemos dejarlos de lado como si no los viéramos, porque están allí por algo, para enseñarnos a crecer, para enseñarnos que en la vida no todo es fácil, que en la vida no tenemos todo servido en bandeja, que en la vida algunas veces se sufre...que hay cosas a las que tenemos que darle importancia, más allá de que nos guste o no, más allá de que querramos o no... la vida no se trata de elegir lo más lindo o lo más bueno, sino de poder superar esos obstáculos con éxito, sabiendo que después de eso hay un camino por seguir, un camino que no sabemos adonde nos puede llevar, pero es un camino que nos dice que la vida continua, que no todo termina...que debemos seguir, por mucho que nos cueste.
Ayer falleció la mamá de una de mis amigas. Tenía cáncer de páncreas y estaba muy enferma. Tenía sólo 46 años. Pasó de un día para otro. Mi amiga estaba destruida. Quién no lo estaría. Era mi mamá, me decía cuando la abracé. Era mi mamá, y lloraba. No encontraba consuelo en nada ni en nadie. Me acuerdo que la última vez que la vi fue para mi cena de egresados, el 13 de diciembre del año pasado. Me acerqué hasta donde estaba sentada y la saludé con un beso. Que linda estas, que lindo vestido, fue lo último que me dijo. Gracias, fue lo último que le respondí. Y después... nunca más nada. Esas últimas palabras me quedaron guardadas... no sé porque. Será porque durante toda mi infancia fue como una segunda madre para mi. La conocía desde los 4 años. Vivía más en casa de mi amiga Noelia que en mi propia casa. Hacíamos unos líos tremendos, pero después ordenabamos todo. Su mamá era un ángel, y espero que Diosito la esté cuidando ahora. Se va a sentir un vacío muy grande en esa casa una vez que pase el tiempo. ¡Qué difícil es decir adiós! Por eso prefiero decir hasta luego. Las despedidas son promesas de nuevos encuentros. En el cielo nos reencontraremos.

viernes, 26 de marzo de 2010

Cuando no sabés adonde vas...

Cuando no sabés adonde vas, cualquier camino puede servir. Dan miedo los cruces de camino. Da miedo partir. Da miedo volver. Las preguntas, las respuestas dan miedo. Si no sabés hacia donde vas, lo mejor es dejarte llevar, como flotando en el viento. A veces hay que desprenderse del equipaje, y como una pluma, dejarse llevar por el viento. Como decía el poeta González Tuñón, “para que a cada paso, un paisaje, una emoción o una contrariedad nos reconcilien con la vida pequeña, y su muerte pequeña”. Para que un día nos queden unos cuantos recuerdos, para poder decir “estuve en tal recodo”, para poder decir “estuve en tal pasión”, para poder decir “estuve en tal pueblo fantasma, en tal amistad, haciendo tal cosa”. Para poder decir “yo estuve ahí”. Para poder hacer todo eso, es necesario no temerle a partir, ni a volver. Porque estamos en una encrucijada de caminos que parten y que vuelven, si no sabemos hacia dónde ir, hay que dejarse llevar por el viento. El viento lleva, y a la vez trae. El viento nos puede llevar a lugares insospechados. Flotando en el aire, están todas las preguntas y todas las respuestas. Y flotando en el viento, iremos a donde debamos ir.

jueves, 11 de marzo de 2010

El país de las maravillas

El viernes pasado al fin fui al cine a ver "Avatar". La verdad es que me gustó mucho, pero tampoco me pareció la mejor película de todas. No hay forma, para mí, la mejor película de todas es la saga de "El Señor de los Anillos", como así también sus libros. Viendo "Avatar" (y encima en 3D, mucho mejor), a uno le dan ganas de estar ahi con los Na'vi, de incursionar en su mundo aunque sea por un instante y borrarse de este...pero la verdad es que este mundo es lo que es porque nosotros lo hicimos así. No podemos echarle la culpa a nadie. El mundo de Pandora, creado por James Cameron, es un mundo de fantasía y ensueño...depende de nosotros llegar a él. Caminando por la ciudad de Córdoba me dan ganas de llorar. La basura que hay en las calles es tremenda. Una vez en el cursillo de ingreso a diseño indstrial, nos hicieron diseñar objetos del mobiliario urbano... uno de esos objetos eran los cestos. En la esquina de Torre de la Haya y Medina Allende está lleno de cestos de basura, y sin embargo las calles están llenas de basura... ¿por qué? Porque el problema de la basura no es un problema del mal diseño de los basureros, sino de la cultura y educación de la gente. Entonces, ¿cómo podemos aspirar a alcanzar un mundo como el de Pandora si no somos capaces ni siquiera de tirar la basura donde se debe?

Ayer fui al cine con una amiga y vimos "Alicia en el país de las maravillas" del genial Tim Burton. La película tenía un poco de todo, pero como siempre, era muuuuuuuuuuuuuuuuuy Disney.
A esto me refiero a que era... muuuuuuuuuuuuuuuuuuy Disney. La mala, la buena, la heroína, el loco... todos componentes para terminar en el esperado y predecible final feliz. Pero estoy completamente segura que entre la versión de dibujos animados de los años '60 de Walt Disney y la versión en 3D del 2010 de Tim Burton, me quedo mil veces con esta última. Recuerdo que la última vez que vi Alicia tenía diez años menos, y recuerdo muy bien la manera en que me quedé dormida frente a la tele mientras la veía. En cambio, con esta nueva Alicia es imposible quedarse dormido.

Ya sea Pandora, o el País de las Maravillas (Inframundo, según esta nueva versión de Burton), aquí en la Tierra no existe nada de eso. Tenemos que aprender a lidiar con las cosas cotidianas. Eso sí, este mundo es mucho más sorprendente de lo que pensamos.

viernes, 5 de marzo de 2010

Amor vs. amistad

¿Qué hacer cuando el amor se interpone entre la amistad? No puedo darle la espalda a mi novio, pero tampoco puedo darle la espalda a mis amigos. Me gustaría no tener espalda. Pero no me gustaría tener dos caras tampoco. Mmm... hay que saber equilibrar ambos amores. Por un lado, el novio debe entender que hay momentos que son de amigos y de nadie más, y que esos momentos están hechos para la diversión total y descontrol de carcajadas. Por otro lado, los amigos deben entender que hay momentos en que una pareja debe pasar tiempo juntos, y que esos momentos son puramente románticos, divertidos y sólo pueden ocurrir entre dos personas, no entre 5, 8 o 10. Todo esto se resume en una sola palabra: celos.

A veces los amigos se equivocan y no nos comprenden. Eso es lo que me pasa a mí.
Dicen que paso todo el día con mi novio, cuando en realidad lo veo unas 3 veces a la semana. Tenía un buen grupo de amigas y amigos. Nos juntábamos siempre a comer, ver películas o salíamos a bailar. Mi novio formaba parte de ese grupo, eramos muy buenos amigos, y de cierta forma u otra, todos nuestros amigos se conocieron gracias a nosotros. Pasó que el amor pudo más que la amistad y henos aquí. Después de que nos pusiéramos de novios, todo cambió. Ya no nos juntábamos como antes con nuestros amigos, todos tenían excusas, o porque estaban castigados, o porque no había ganas... la cosa es que comenzamos a salir solos sin ellos, y eso los enfadó. Mis amigas me decían que había cambiado mucho, que me había alejado de ellas. La verdad era que había muchas cosas que ellas hacían que me molestaban profundamente. Por ejemplo, sólo me buscaban cuando les hacía falta algo, pero cuando se juntaban o cuando yo necesitaba algo, se borraban. Y siempre eran ellas las víctimas, obvio, yo era la mala de la película, la abandonadera de amigas. No me gustaba que se descontrolaran cuando salíamos a bailar, o pensaran en hacer "previas" antes de salir. Nunca me gustó tomar y creo que nunca me gustará. No le veo sentido. Eso no era grave, lo grave era que cuando tomaban y se ponían fuera de control eran otras personas, no eran mis amigas, se transformaban en un torbellino que no paraba de girar. Y yo no quería formar parte de ello, por el simple hecho de que me respetaba, respetaba mi cuerpo y respetaba mi vida como para meterme en ese torbellino de descontrol. No me hacía falta tomar, fumar o hacerme la loca para pasarla bien. No me hacía falta salir a bailar y chaparme a cualquier desconocido por ahí. Jamás lo hice, y menos lo iba a hacer ahora que tenía novio. En ese momento no me importaba si no estaba en su onda, por así decirlo... pero parece que a ellas si les importaba, porque no encaja en su onda y comenzaron a dejarme de lado en sus "travesuras". Decían que era una malhumorada, una nona que se acostaba temprano, que me preocupaba demasiado por todo. No veían ni ven el mundo como yo lo veo. Ese fue mi problema, el tener una visión diferente a la de ellas, el ser más madura que ellas... y ellas no supieron aceptarme tal cual, no aceptaron que había cambiado, que había crecido y madurado y que veía las cosas desde otro punto de vista, desde otra prespectiva. Me borré de sus vidas luego del viaje de egresados a Bariloche... y de cierta forma ellas también. No llamaron más, no más mensajes, no más visitas, no más amigas, sólo mensajes por facebook coronándome como la aislada número uno. La verdad es que tengo otras preocupaciones en mi vida. Ya no voy a estar detrás de ellas como una sombra que no pincha ni corta, ya no. Quiero juntarme con ellas pero para hablar bien, para aclarar todo. ¿Cómo es eso que pasé mi cumpleaños número 18 con mis compañeros de facultad a los cuales conozco desde hace cuatro semanas y no con mis amigas de toda la vida? Algunas ni me llamaron ni me mandaron un mensaje para saludarme. Estaban todas ocupadas, que bien. Ojalá sus planes marchen como siempre quisieron. Nunca les deseé mal, siempre quise lo mejor para ellas... ¿y ellas? ¿qué me dieron a cambio? ¿acaso les importa un poco lo que yo siento? Sólo les importa echarme en cara todo lo que no hice, pero de lo bueno, ni una palabra. Yo fui como una madre para ellas. Las cuidaba cuando salíamos a bailar, cuidaba de que no tomaran de más, de que nadie les hiciera nada. En el colegio las escuchaba, las aconsejaba, les prestaba mis cosas cuando se olvidaban las suyas. De todas, yo era la más responsable, y así fue como me comporté siempre. Yo nunca quise que nuestra amistad acabara... pero, ¿qué caso tiene seguir peleando por algo que ya no tiene remedio? Les perdoné tantas cosas, y ellas de seguro a mí también, que no sé si exista algo para aliviar las heridas. ¡Me cuesta tanto perdonarlas! Y lo que más me molesta de todo esto, es que ellas se hacen las víctimas, y yo termino siendo siempre la bruja mala. ¿Tan mala soy y por eso mi mejor amiga nunca me abandonó más allá de todas peleas? ¿Tan mala soy y por eso mis amigos varones me siguen queriendo como siempre? ¿Tan mala soy que con mi novio ya cumplí 6 meses? ¿Tan mala soy y por eso me llevé un buen grupo de amistades del cursillo? No, creo que no soy tan mala. Sólo que... hay gente que aún no lo sabe... o no lo admite, o prefiere refugiarse bajo el papel de víctima y dejarme el peor a mí. Yo sé como soy.

Movie time

No podía dormir, común en vacaciones. Uno se pasa el día panza arriba o haciendo mil cosas que llega a la noche y no tiene sueño... cosa que nunca pasa en época de clases. Este año me va a ser imposible relajarme como estos días... diseño industrial no es una carrera fácil, o eso me han dicho. Yo creo que depende de como lo tome cada uno. No me voy a dejar la vida adentro de la carrera, la voy a tomar como parte de la misma y ya.

El miércoles vi "Whip it", la película con la cual debutó Drew Barrimore como directora el año pasado. La película es considerada apata para mayores de 13 por contenido sexual, incluido el diálogo de crudo lenguaje y material de drogas. Se trata de una adolescente de 17 años llamada Bliss (interpretada por Ellen Page, de "Juno") que se encuentra constantemente bajo presión de su madre (Marcia Gay Harden) para entrar en concursos de belleza. Cierto día encunetra un volante ofreciendo un campeonato de roller derby, de lo cual ella no tiene la más remota idea. Le agrada la idea de patinar, así que convencida por Maggie Mayhen (Kristen Wiig), una de las patinadoras, decide asistir a uno de los ensayos. Saca sus viejos patines y practica como nunca en su vida. Tanto así, que la toman en uno de los equipos: las Hurl Scouts. Maggie le dice: Sé tu propio héroe. Y es lo que Bliss piensa hacer.

Por otra parte, hace minutos acabo de ver "Post grad", una
comedia interpretada por Alexis Bledel en el papel de Ryden Malby. Trata de una chica de 22 años que se acaba de graduar y busca empleo en donde siempre soñó, pero ese puesto ya fue ocupado por una odiosa ex-compañera del secundario. Es así que comienza no sólo una búsqueda de empleo, sino también una búsqueda de identidad de sí misma. Su mejor amigo Adam (Zach Gilford), está indeciso entre irse a estudiar a Nueva York o quedarse allí... con ella. Ryden olvida ir al concierto de su amigo por quedarse con otro chico, y Adam se da cuenta de que Ryden no estará en su futuro, por lo que decide viajar a Nueva York a la Universidad de Columbia, en donde fue aceptado. Ryden al fin consigue el empleo que tanto quiso, pero algo no está bien. Necesita de Adam.

Sinceramente, son películas que ni se me hubiese pasado por la cabeza alquilar si las hubiese visto en algún estante del video club... menos mal que existe internet para ahorrar ese gasto. Digamos que las películas no estuvieron malas. Son divertidas y entretenidas para pasar el momento, y de cierta forma u otra las dos dejan alguna que otra enseñanza, pero... no son la gran cosa. De la primera me gustó la actuación de Ellen Page, y esa frase que se repite en la película: Be your own hero (Sé tu propio héroe). Lo que intenta decir es que cada uno haga lo que le gusta a uno y no lo que le gusta a los demás. Punto.
De la segunda también me gustó la actuación de Alexis Bledel pero hasta ahi no más. El guión es medio pobre. Yo hubiese creado a una familia un poco más entretenida que la familia Malby... no sé si eran los actores o los personajes pero no me gustó para nada esa familia.

Volviendo a la vida real... ayer cumpli 6 meses con el amor de mi vida. Se me pasaron rápido y lento los 6 meses. Parece que fue ayer que tuvimos nuestra primer salida. Y mañana rinde física en la UTN. Qué universidad complicada... espero que le vaya bien.
Esta noche parece que hay fiesta con amigos... ojalá así sea.

jueves, 4 de marzo de 2010

Vivir y sobrevivir

No sé realmente porque abrí este blog. Digamos que tuve otros blogs anteriormente y no les presté atención. Seamos sinceros: nadie entra a leer blogs ajenos, porque no hay tiempo, o porque simple y verdaderamente no nos interesa en lo más mínimo saber que está haciendo la otra persona con su vida. Yo encuentro a la vida de las personas como algo interesente. Cada persona tiene historias para contar, algunas divertidas, otras trsietes, otras trágicas, algunas mejor olvidar... pero es así, todo persona tiene una historia para contar, porque se supone que todas las personas llevan una vida, algunas mejores que otras, pero todos tenemos algo en común: la vida. Ahora bien, esta vida que tenemos debemos vivirla hoy y ahora en este planeta llamado Tierra, en el lugar que nos haya tocado nacer, en la casa que nos haya tocado vivir, con la familia que nos haya tocado crecer. La vida es una sola y hay que disfrutarla.
Me duele pensar que en este momento yo estoy cómodamente sentada frente a mi computadora, bajo un techo acogedor, con un ven
tilador cerca para hacerme pasar el calor del verano, con un vaso de agua a mi alcance y ropa cómoda, planeando por chat o por celular con mis amigos o novio lo que vamos a hacer este fin de semana; mientras que otra gente no sabe si va a pasar viva de esta noche. El mundo es muy injusto. Mientras unos tienen tan poco, otros tiene tanto! Me gustaría repartir todas las riquezas por igual, que todo el mundo estuviera en paz. Hoy me llegó un e-mail con lo siguiente:

La ONU acaba de finalizar la encuesta más grande e importante de su historia.

La pregunta fue:

'Diga honradamente qué opina de la escasez de alimentos en el resto del mundo, por favor'. Los resultados no han podido ser más desalentadores. La encuesta ha sido un total fracaso, porque:

* Los europeos no entendieron qué significaba 'escasez'.
* Los africanos no sabían qué eran 'alimentos'.
* Los israelíes no entendieron qué quería decir 'por favor'.
* Los estadounidenses preguntaban qué significa 'e
l resto del mundo'.
* Chinos y cubanos pedían que les explicaran qué significa 'opina'.
* Y en los Parlamentos argentino, colombiano, chileno, boliviano, peruano, brasileño, venezolano y español se sigue debatiendo al día de la fecha qué coño es eso de 'h
onradamente'.

Cuando lo terminé de leer me quedé mirando la pantalla de la computadora fijamente, como si eso cambiara alguna de las palabras escritas en el mail. ¡Cuanta razón había en esas palabras! Y desde mi asiento, ¿que puedo hacer yo para cambiar las cosas? Me decidí a darle un rumbo diferente a mi vida. Si bien no puedo intervenir en la política que rige a ningún país, puedo intervenir en mis propios actos. Cambiando cada uno, podemos cambiar la familia, si cambia la familia, cambia la sociedad, si cambia la sociedad, los gobiernos no serían tan necios como lo son ahora.

Creo en el cambio individual. Realmente pienso que las personas, con voluntad y conciencia, pueden cambiar para mejor. No se trata solo de nuestra vida, se trata de la vida de todos, se trata de la vida de nuestro mundo... este mundo tan único y propio que se nos está escapando de las manos. Todavía no puedo creer lo ocurrido en Chile, país vecino al mío. La gente corriendo y peleando en las calles por un bolsón de alimento.

El terremoto, un sismo de 8,3 mw, que dejó a varias ciudades y pueblos de Chile en una ruina total se cobró, según cifras oficiales, la vida de 800 personas. Decían en el noticiero que transcurrirían como mínimo 4 años para volver a reconstruir todo lo devastado. Y por si esto no fuera poco, los chilenos también sufrieron un tsunami y varias réplicas del terremoto original. Acá en Córdoba también llegó un poco de este revolucionario movimiento. Yo no sentí absolutamente nada. A la hora del terremoto yo estaba en "Pachama", un boliche de Nueva Córdoba, festejando con compañeros de la facultad nuestro ingreso a la carrera de Diseño Industrial en la FAUD. Ni se me hubiese pasado por la cabeza que algo tan grave estuviese ocurriendo. Mi hermano más grande, Lucas (de 27 años), que vive en Nueva Córdoba estaba durmiendo con su novia Vanesa cuando pasó esto. Dice que las puertas del placard se abrieron y todo comenzó a temblar. Se levantaron rápidamente, se pusieron lo primero que encontraron y comenzaron a bajar las escaleras tan rápido como le daban sus piernas. En el camino se encontraron con gente del mismo edificio que bajaba asustada. La calle se llenó de gente en pijama, hombres en calzoncillo, gente que asustada corrió para ponerse a salvo. Y yo... encapsulada en el mundo de la música y el baile, no oí ni presentí absolutamente nada.

El mundo está tomando su represalia. ¡Tantos años de dolor le hemos causado! Tantos bosques talados, tantas aguas contaminadas, tantos animales muertos, tantos gases que tapan el aire, tantas cosas que arruinan la vida. Nuestra vida, la vida de todos, la vida de nuestro mundo. El mismo mundo que nos vio nacer podría hacernos desaparecer... pero no porque él lo quiera, sino por decisión nuestra. Está en nuestras manos el salvarnos y dar un paso hacia la vida, o el autodestruirnos y dar un paso hacia la muerte, hacia el fin. ¿Por qué nos cuesta tanto entender eso?

Mientras yo me encuentro sentada frente a la computadora, sin entender demasiado a la gente, sin entender demasiado la agresividad del mundo, mientras llevo una vida en la cual nada me falta, hay gente en el mundo que no tiene el lujo de poder vivir como yo lo hago, hay gente en el mundo que día a día sobrevive sin saber que pasará mañana con ellos. El mundo es injusto... pero las personas lo somos más. El egoísmo, la avaricia, la inconciencia, la codicia, el creerse superior, los insultos, la soberbia, son cosas inventadas por el hombre para discriminarse a sí mismo, para autodestruirse. De una forma u otra todos vivimos y sobrevivimos entre nosotros. Es como si todos fuesemos una selva, y todos los días para defendernos tuvieramos que convertirnos en algún animal distinto... allí reside la diferencia entre vivir y sobrevivir. Vive aquel que come, sobrevive aquel que logra no ser presa ese día. En cierta forma, todos somos cazadores. En cierta forma, todo somos presas. ¿Qué animal vas a ser hoy?

He aquí, algo que leí hoy y que me gustó:

VIVIR DESPEINADA
Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso
he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco.. Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, despeina…
- Hacer el amor, despeina.

- Reírte a carcajadas, despeina.

- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.

- Besar a la persona que amas, despeina.

- Jugar, despeina.

- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

- Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa no
che, te deja el pelo irreconocible…

Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado…
Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida. Es ley de vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.
Puede ser que me sienta tentado a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derechita, ponte seria…
Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz? Acaso no se dan cuenta que para lucir linda, me debo de sentir linda… ¡La persona más linda que puedo ser!
Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres: Entrégate, Come rico, Besa, Abraza, Haz el amor, Baila, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Acuéstate tarde, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta, y sobre todo, deja que la vida te despeine!!!!

Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.