jueves, 4 de marzo de 2010

Vivir y sobrevivir

No sé realmente porque abrí este blog. Digamos que tuve otros blogs anteriormente y no les presté atención. Seamos sinceros: nadie entra a leer blogs ajenos, porque no hay tiempo, o porque simple y verdaderamente no nos interesa en lo más mínimo saber que está haciendo la otra persona con su vida. Yo encuentro a la vida de las personas como algo interesente. Cada persona tiene historias para contar, algunas divertidas, otras trsietes, otras trágicas, algunas mejor olvidar... pero es así, todo persona tiene una historia para contar, porque se supone que todas las personas llevan una vida, algunas mejores que otras, pero todos tenemos algo en común: la vida. Ahora bien, esta vida que tenemos debemos vivirla hoy y ahora en este planeta llamado Tierra, en el lugar que nos haya tocado nacer, en la casa que nos haya tocado vivir, con la familia que nos haya tocado crecer. La vida es una sola y hay que disfrutarla.
Me duele pensar que en este momento yo estoy cómodamente sentada frente a mi computadora, bajo un techo acogedor, con un ven
tilador cerca para hacerme pasar el calor del verano, con un vaso de agua a mi alcance y ropa cómoda, planeando por chat o por celular con mis amigos o novio lo que vamos a hacer este fin de semana; mientras que otra gente no sabe si va a pasar viva de esta noche. El mundo es muy injusto. Mientras unos tienen tan poco, otros tiene tanto! Me gustaría repartir todas las riquezas por igual, que todo el mundo estuviera en paz. Hoy me llegó un e-mail con lo siguiente:

La ONU acaba de finalizar la encuesta más grande e importante de su historia.

La pregunta fue:

'Diga honradamente qué opina de la escasez de alimentos en el resto del mundo, por favor'. Los resultados no han podido ser más desalentadores. La encuesta ha sido un total fracaso, porque:

* Los europeos no entendieron qué significaba 'escasez'.
* Los africanos no sabían qué eran 'alimentos'.
* Los israelíes no entendieron qué quería decir 'por favor'.
* Los estadounidenses preguntaban qué significa 'e
l resto del mundo'.
* Chinos y cubanos pedían que les explicaran qué significa 'opina'.
* Y en los Parlamentos argentino, colombiano, chileno, boliviano, peruano, brasileño, venezolano y español se sigue debatiendo al día de la fecha qué coño es eso de 'h
onradamente'.

Cuando lo terminé de leer me quedé mirando la pantalla de la computadora fijamente, como si eso cambiara alguna de las palabras escritas en el mail. ¡Cuanta razón había en esas palabras! Y desde mi asiento, ¿que puedo hacer yo para cambiar las cosas? Me decidí a darle un rumbo diferente a mi vida. Si bien no puedo intervenir en la política que rige a ningún país, puedo intervenir en mis propios actos. Cambiando cada uno, podemos cambiar la familia, si cambia la familia, cambia la sociedad, si cambia la sociedad, los gobiernos no serían tan necios como lo son ahora.

Creo en el cambio individual. Realmente pienso que las personas, con voluntad y conciencia, pueden cambiar para mejor. No se trata solo de nuestra vida, se trata de la vida de todos, se trata de la vida de nuestro mundo... este mundo tan único y propio que se nos está escapando de las manos. Todavía no puedo creer lo ocurrido en Chile, país vecino al mío. La gente corriendo y peleando en las calles por un bolsón de alimento.

El terremoto, un sismo de 8,3 mw, que dejó a varias ciudades y pueblos de Chile en una ruina total se cobró, según cifras oficiales, la vida de 800 personas. Decían en el noticiero que transcurrirían como mínimo 4 años para volver a reconstruir todo lo devastado. Y por si esto no fuera poco, los chilenos también sufrieron un tsunami y varias réplicas del terremoto original. Acá en Córdoba también llegó un poco de este revolucionario movimiento. Yo no sentí absolutamente nada. A la hora del terremoto yo estaba en "Pachama", un boliche de Nueva Córdoba, festejando con compañeros de la facultad nuestro ingreso a la carrera de Diseño Industrial en la FAUD. Ni se me hubiese pasado por la cabeza que algo tan grave estuviese ocurriendo. Mi hermano más grande, Lucas (de 27 años), que vive en Nueva Córdoba estaba durmiendo con su novia Vanesa cuando pasó esto. Dice que las puertas del placard se abrieron y todo comenzó a temblar. Se levantaron rápidamente, se pusieron lo primero que encontraron y comenzaron a bajar las escaleras tan rápido como le daban sus piernas. En el camino se encontraron con gente del mismo edificio que bajaba asustada. La calle se llenó de gente en pijama, hombres en calzoncillo, gente que asustada corrió para ponerse a salvo. Y yo... encapsulada en el mundo de la música y el baile, no oí ni presentí absolutamente nada.

El mundo está tomando su represalia. ¡Tantos años de dolor le hemos causado! Tantos bosques talados, tantas aguas contaminadas, tantos animales muertos, tantos gases que tapan el aire, tantas cosas que arruinan la vida. Nuestra vida, la vida de todos, la vida de nuestro mundo. El mismo mundo que nos vio nacer podría hacernos desaparecer... pero no porque él lo quiera, sino por decisión nuestra. Está en nuestras manos el salvarnos y dar un paso hacia la vida, o el autodestruirnos y dar un paso hacia la muerte, hacia el fin. ¿Por qué nos cuesta tanto entender eso?

Mientras yo me encuentro sentada frente a la computadora, sin entender demasiado a la gente, sin entender demasiado la agresividad del mundo, mientras llevo una vida en la cual nada me falta, hay gente en el mundo que no tiene el lujo de poder vivir como yo lo hago, hay gente en el mundo que día a día sobrevive sin saber que pasará mañana con ellos. El mundo es injusto... pero las personas lo somos más. El egoísmo, la avaricia, la inconciencia, la codicia, el creerse superior, los insultos, la soberbia, son cosas inventadas por el hombre para discriminarse a sí mismo, para autodestruirse. De una forma u otra todos vivimos y sobrevivimos entre nosotros. Es como si todos fuesemos una selva, y todos los días para defendernos tuvieramos que convertirnos en algún animal distinto... allí reside la diferencia entre vivir y sobrevivir. Vive aquel que come, sobrevive aquel que logra no ser presa ese día. En cierta forma, todos somos cazadores. En cierta forma, todo somos presas. ¿Qué animal vas a ser hoy?

He aquí, algo que leí hoy y que me gustó:

VIVIR DESPEINADA
Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso
he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco.. Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, despeina…
- Hacer el amor, despeina.

- Reírte a carcajadas, despeina.

- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.

- Besar a la persona que amas, despeina.

- Jugar, despeina.

- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

- Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa no
che, te deja el pelo irreconocible…

Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado…
Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida. Es ley de vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.
Puede ser que me sienta tentado a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derechita, ponte seria…
Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz? Acaso no se dan cuenta que para lucir linda, me debo de sentir linda… ¡La persona más linda que puedo ser!
Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres: Entrégate, Come rico, Besa, Abraza, Haz el amor, Baila, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Acuéstate tarde, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta, y sobre todo, deja que la vida te despeine!!!!

Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario