viernes, 17 de agosto de 2012

Nunca jamás

Estos son mis "Nunca jamás haré..." que escribí en mi diario hace un tiempo, y me hizo bien volver a leerlos ahora. Nunca jamás dejaré de ser tan patética y de reírme de mi misma.

Nunca jamás seré demasiado grande como para no reírme de bromas tontas.
Nunca estaré tan ocupada que no pueda hacerme tiempo para las cosas que importan.
Nunca esperaré a un chico durante 3 horas bajo la lluvia. (Nunca esperaré a ninguno)
Nunca le romperé el corazón a nadie si puedo evitarlo.
Nunca olvidaré a aquellas personas que amo.
Nunca moriré de pena por un amor no correspondido.
Nunca seré demasiado sofisticada como para dejar de buscar nubes con formas divertidas.
Nunca dejaré de creer en mis sueños, ni estaré cansada para intentar hacerlos realidad.
Nunca me preocuparé por el día ni el clima.
Nunca haré oídos sordos a lo que siento.
Nunca creceré lo justo como para dejar de ir al parque de diversiones o la plaza.
Nunca seré aburrida como para dejar de hacer globitos con el chicle.
Nunca jamás me dejará de gustar el mojarme bajo la lluvia.
Nunca jamás dejaré de mirar las estrellas a la noche.
Nunca seré lo suficientemente vieja como para dejar de bailar.
Nunca dejaré de divertirme al reventar las burbujas de aire, ni las de jabón.
Nunca dejaré de pedir deseos al encontrarme con un panadero en el aire. (Diente de león)
Nunca dejaré de creer en la magia.
Nunca abandonaré la lectura.
Nunca olvidaré quién soy.
Nunca dejaré de ser feliz.
Nunca jamás creceré del todo...

Un par de tips más para esta vieja lista:
Nunca dejaré de creer en mi misma.
Nunca abandonaré a la familia, la familia es lo primero. También cuenta como familia la que se elige con el corazón (los amigos!)
Nunca jamás olvidaré, aunque perdone.
Nunca jamás tendré miedo de volver a amar, así sea que me hayan lastimado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada